Blog de Iñaki Salvador

Sucedido positivo del día: 20 julio 2015 – Lo incomparable marca

Y entonces la operación de que dos hijos de corta edad recién salidos de la playa se quiten el bañador mojado, se pongan la ropa limpia y seca y metan en el capazo los juguetes rebozados aún en arena, todo ello sin acercarse al  peligroso bidegorri (carril bici) colindante con el espacio utilizado para la costosa maniobra familiar, requiere, parece ser,  de no menos de 25 frases conjugadas en imperativo (las he contado) que los pequeños van cumplimentado no sin evidente agobio, manifiesto desorden y aliviadoras, al menos para mí, risas indisimuladas de ambos infantes en su atropello por intentar abordar la retahíla de acciones a realizar. Me he sonreído por sus sonrisas, me han visto y me he puesto serio de mentirijillas con lo cual se han reído un poco más y yo he puesto pies en polvorosa por lo que pudiera pasar y por el imperativo que pudiese salpicarme (-¿váyase usted al carajo y no vacile con mis niños que mire qué hora es y aún nos quedan baños y cenas y hoy encima están imposibles?-, quizá).

Mientras eso ocurría el barquillero de amable y afable presencia llevaba ya rato vendiendo sólo palabras y expediendo explicaciones, especulaciones y cháchara con no menos de unas 10 diferentes personas en menos de 15 minutos. Un día me acercaré a hablar con él porque debe de merecer la pena.

Como el sol iba cayendo,  de manera simultánea y desde diferentes puntos de la ciudad se realizaban fotografías, como cada día, de una bahía que despierta pasiones y en ocasiones duerme intenciones, pero esto sólo es una apreciación muy mía y sin ánimo de ofender. Ningún marco incomparable es o provoca,  “per se”,  algo malo o bueno, pero yo ya me entiendo. Hay ciudades que viven de las rentas, mueren de éxito y sobreviven por debajo de sus posibilidades.

Con todo y con éso el aire era tibio y acariciaba con delicadeza. Los niños aún traviesos sin mácula, el barquillero quizá cansado de serlo pero sereno en la empresa y las fotos que no cesan de una belleza muy bella para bien y para mal daban al atardecer argumentos para caer tan lentamente como lo hacía.

Did you like this? Share it!

0 comments on “Sucedido positivo del día: 20 julio 2015 – Lo incomparable marca

Leave Comment