Blog de Iñaki Salvador

Sucedido positivo del día: 13 octubre 2015 – 8.- El chino que hoy estaba de ocho

Circular en bicicleta tiene sus riesgos, es bien sabido: un bidegorri (carril bici) no es garantía plena, hay que pedalear con mil ojos. Esta tarde el ciclista que iba unos metros por delante de mí me ha dado un buen susto. Ha ido a atravesar con cierta confianza rayana en la valentía un paso de cebra que nos daba preferencia pero que se hallaba en un espacio en curva, con escasa visibilidad tanto para nosotros como para los coches que pudiesen venir. Y tanto que venían. Ha aparecido por sorpresa una furgoneta y a no poca velocidad, y uno y otro, ciclista y automovilista, han debido frenar bruscamente evitando así, al límite, la colisión. Uno y otro (y yo haciéndoles los coros) han resoplado de alivio.

La furgoneta ha marchado justo cuando llegaba yo a la altura del aún asustado colega de pedaleo. Me ha mirado, aún algo lívido, y ambos hemos sonreído. A mí la sonrisa de este chino me ha parecido una triple sonrisa, creo que se estaba poco a poco dando cuenta de la que se acababa de librar. La sonrisa mutua y compartida se ha empezado a prolongar un poco demasiado incluso siendo, como estaba siendo, un improvisado y silencioso canto de gratitud a su ángel de la guarda. Había que reanudar cada uno su marcha y su vida, o decirse algo. Y lo ha dicho. Con poquita voz y aún la sonrisa congelada: “Mucha suelte he tenido,  fulgón venía lápido”. Y con mi sonrisa aún creciéndome en la boca, a la vista de su acento, voz y alegría, le he respondido: “Pues sí, para ser hoy martes y 13, puedes estar muy contento”, y rápidamente me he percatado de que se necesitaba una explicación, “no sé si lo sabes pero aquí se dice que el martes y 13 es un día de mala suerte, pero tú no, tú muy buena. Cuídate”. Y aún hemos recorrido parte de la ciudad bastante cerca el uno del otro, nuestros trayectos han sido bastante coincidentes.

He querido, lógicamente informarme en torno a días o números que los chinos consideren como atrayentes de mala suerte. Pues bien, léase que es el 4 el del mal fario: “El motivo es que, en mandarín, dicho número («sì») se pronuncia de forma similar a la palabra «muerte» («sï»). Un sonido que espanta a los habitantes de este país hasta tal punto que ha sido estigmatizado y se intenta evitar a toda costa en la vida cotidiana. Por eso, muchos ascensores en China no disponen de la cuarta planta en su tablero, pero tampoco del piso 14, ni del 24, ni del 34, ni del 44 (mucho menos de este), ni de cualquier número que acabe en cuatro. Cuando dichos edificios prescinden de la planta cuarta (y de todas las que acaben en ese dígito), las escaleras conducen desde el tercer piso hasta el quinto sin escalas intermedias. Para evitar el infortunio, nadie quiere vivir en una planta que acabe con el número cuatro. Si lo hace, en caso de encontrar alguna, regateará al máximo el precio de la vivienda a cambio de arriesgarse a morar en un lugar con tan malos augurios”.

¿Y el del buen rollo? El 8: “El 8 está rodeado de buena suerte, el 8 es el número más afortunado de todo el pueblo chino. Suena como prosperidad y riqueza. Los chinos son famosos por pagar mucho dinero para tener la matrícula, el número de teléfono, número de apartamento, etc.. con el número 8. La forma de este número se asemeja a la forma del infinito por lo que se asocia con el interminable flujo de dinero.

Muchos vuelos desde y hacia China tienen el triple 8 en su número de vuelo. Los chinos creen que el trabajo en el 8º día de sus 15 días las celebraciones del Año Nuevo chino es un buen augurio.

¿Alguna vez has pensado sobre por qué en 2008 los Juegos Olímpicos celebrados en Beijing, China fue inaugurado el 08.08.08 a las 8 minutos y 8 segundos después de 20:00? Eso definitivamente no es una coincidencia. Estaba previsto en esta fecha y hora, porque creían que si lo hacían así, les traería buena suerte a sus atletas y China podría ganar la mayor cantidad de medallas de oro durante los juegos, y así lo hicieron con 51 medallas de oro”.

Did you like this? Share it!

0 comments on “Sucedido positivo del día: 13 octubre 2015 – 8.- El chino que hoy estaba de ocho

Leave Comment