Blog de Iñaki Salvador

Inicios e impulsos

Escribí en mi antiguo blog el texto que abajo reproduzco tal día como hoy, un 2 de febrero, en 2015. Hace por tanto seis años de eso y uno ya no es el mismo de hace 72 meses, qué duda cabe. El tiempo pasa en el alma y en el cuerpo. Cuántas cosas pueden suceder en 6 años, cómo no, es mucho tiempo (según se mire);  pero qué potentes sucedidos pueden ocurrir asimismo en 6 meses, en 6 días o en 6 minutos. Me ha gustado releerlo y jugar al juego de los parecidos y las diferencias: qué de mí en ese texto, qué ya no hay, qué puedo rescatar, qué retomar o modular nuevamente. Es difícil restablecer el blanco a una página emborronada o alisar el papel que se arrugó. Quizá la clave sea no ver el borrón como tal o la arruga como un problema. “Leerse a uno mismo sin saltarse páginas“. 2 de febrero, día dos de un mes dos.

“Estrenar mes como estrenar año o estrenar cuaderno de blancas páginas y satinado que rezuma olor a nuevo. En ocasiones se necesita un dígito que huela a punto de partida, a tela recién planchada y aún sin arrugar, a suelo abrillantado en este preciso instante y sin mancha que lo vulnere. La noche también es un remedo a veces de la virginidad de una situación que aún no se truncó, malogró o desperdició; su negror y su quietud, a la par que la sensación de que todos duermen y tan solo tú escuchas el silencio, te imbuyen de una calma casi monacal en la que ser bondadoso te parece irremediable, carente de mérito alguno porque es la naturaleza casi quien te lo impone . Buenas intenciones ante el inicio de ese camino que afrontas con las zapatillas limpias y la camisa bienoliente. Dejar de procrastinar, por ejemplo; resolver con más diligencia y alegría ciertos asuntos. Tomarse el tiempo, y el coraje,  para leerse a uno mismo sin saltarse páginas. Ir haciendo, seguir haciendo. En fin, que nada nuevo, pero es día 2 y lunes, y parece más fácil pensar que la camisa aún no tiene cerco que le delate, que el suelo todavía es espejo y está sin mácula y que la noche levanta el vuelo y mantiene el velo aún sin rasgar.”

Did you like this? Share it!

0 comments on “Inicios e impulsos

Leave Comment