Mis cosas

Sucedido positivo del día: 23 diciembre 2014 – El cuento de navidad de Carmen y Vicente

En la gran urbe ríos de gente corren en todas las direcciones respondiendo al rito y liturgia navideños, compras de última hora, despedidas entre amigos tomando la cerveza postrera del año que se va, bullicio y algarabía en calles y plazas. En un lugar extrañamente calmo de esa gran ciudad, un remanso de paz durante hora y media en medio de esa vorágine, se ofrece un concierto y al terminar un grupo de personas se acerca al camerino donde los músicos saludan a quienes se han acercado a saludarles y firman discos a quienes quieren llevarse un recuerdo de lo compartido y vivido durante ese grato espacio de tiempo.

Llega el turno de la firma a un hombre menudo, de mirada dulce y rictus muy expresivo. Cuando el músico le pregunta a quién debe dedicar el disco responde suave pero decididamente: “A Vicente y a Carmen in memoriam”. Ni al músico ni al hombre menudo les pasa desapercibido el aroma especial que estalla en las décimas de segundo posteriores y el hombre menudo, menudo hombre, aclara en seguida: “Vicente soy yo y Carmen es mi mujer,  acaba de morir hace unos días y aún sigue conmigo”.

El músico,  minúsculo ya en ese instante,  sonríe al hombre menudo y dedica y firma el disco con fidelidad absoluta a la petición recibida. Vicente menudo devuelve la sonrisa a minúsculo músico y le dice: “mañana que es nochebuena pondré este disco y será lo que escucharé con ella, ella lo escuchará allá donde esté y le va a encantar, estoy seguro, será la música de nuestra cena, lo he decidido mientras os escuchaba”.

Músico ya transparente abraza a tremendo hombre y se despiden. Afuera la ciudad sigue bullendo. Hace frío, mucho frío ahí afuera. Músico, privilegiado, sonríe a Carmen y a Vicente, allá donde estén pero, a buen seguro, juntos.

Sucedido positivo del día: 22 diciembre 2014 – Marylin y Gonzalo

Este año que termina ha editado nuevo disco el contrabajista, compositor y orquestador Gonzalo Tejada. Es poseedor de una discografía de una coherencia como pocas. Hay un pulso y una pulsión en su música y en su manera de hacer que recorre y cohesiona toda su obra, es algo que siempre he admirado en él y que he analizado y disfrutado. En algunos de sus trabajos he vivido el privilegio de ser el pianista y en otros he gozado del privilegio de no serlo (de los músicos que estimo y admiro como a Gonzalo aprendo mucho tanto cuando colaboro en hacer la zanja a pie de obra sudando a su lado como cuando me enseñan su nueva edificación ya terminada, y este ha sido el caso del disco que hoy he re-disfrutado y del que vengo aquí hoy a hablar).

Animo a escuchar “Norma Jeane Baker”, su espléndida novedad discográfica. Y animo a leer la entrevista que Pachi Tapiz le ha hecho para la revista virtual “Tomajazz” (el enlace al final de estas líneas). Gonzalo habla con autenticidad, sinceridad inusual y valentía tanto desde la música de su CD como desde sus respuestas al periodista.

Gonzalo es un muy buen amigo mío pero apostillar eso hoy sólo tendría sentido si me hubiese influído al menos un ápice al escribir lo que estoy escribiendo así que no lo diré, o, háganme el favor, hagan como que no lo han leído, no tiene relevancia alguna. Música y palabra de Gonzalo se explican por sí mismas, temo que ya haya dicho incluso demasiado.

Enlace a la entrevista: www.tomajazz.com/web/?=15989

Sucedido positivo del día: 21 diciembre 2014 – Pepa y Antonio por la radio

Viaje por carretera en solitario y el placer de escuchar la radio. Es un disfrute escuchar una conversación pausada entre un invitado que se ofrece generoso y sincero y una periodista que escucha las respuestas y te hace sentir livianas y casi transparentes las preguntas. Esta mañana he sido testigo auditivo de una de ellas, o al menos yo así la he vivido. La periodista era Pepa Fernández y el invitado el escritor Antonio Muñoz Molina con quien ha hablado de muchos asuntos pero cuyo motivo principal para estar ahí era la presentación de su novela “Como la sombra que se va”.  Adjunto el archivo de audio que la web de “RNE” da la opción de bajarse. Son 35 minutos de hermosa charla que dejo aquí recogidos por si a alguien puede interesarle y por si dentro de un tiempo yo mismo deseo recuperarla. Esto de los sucedidos es una estantería o un cajón más; virtual, sí, pero hermoso cofre donde meter tesoritos encontrados en el camino (o en la carretera en una mañana de domingo en la que el tiempo parece correr más despacio y una buena emisión radiofónica puede ralentizar y aromatizar aún más esa sensación).